martes, 30 de julio de 2013

Invitación de boda

El próximo septiembre tenemos boda y será un día especial por varios motivos. Primero porque la que se casa es mi cuñadina, un amor, segundo porque se casa con un pedazo de pan y tercero porque se casan el mismo día que nosotros nos casamos hace...¡17 años! Ahí es nada! ;oD Será un gran día, seguro!

Hoy quería enseñaros las invitaciones de boda y es que, aunque nos la dieron hace meses, aún no había tenido ocasión de hacerlo. Las encargaron por Internet y mi cuñada se ocupó del montaje. Son muy juveniles e informales y tienen ese aire divertido de la pareja. Os las enseño en detalle por si os pudieran dar alguna idea.


Esta es la presentación de la tarjeta:



Al tirar del ramo el novio es "pescado" por la novia y llevado hasta la orilla...


quedando al descubierto todo el texto de la invitación: 


Los elementos de los que consta la invitación son estos: 



 La parte que contiene el texto mide 19,5x10 cm, el novio está troquelado (excepto por la base) para permitir el paso por una ranura a la parte exterior de la invitación y crear el efecto "deslizado". Hay una cuerdecita (cola de ratón) que lo engancha por la chaqueta y un agujerito en la esquina opuesta (ver foto de arriba ;oD) para volver a deslizar la cuerda hacia atrás...



La parte exterior de la invitación mide 19,5x 22,5 cm, tiene dos pliegues, uno a 5cm y otro a 15,5cm,, y hay varios elementos a tener en cuenta: la doble hendidura que  permitirá sacar la tarjeta del interior con facilidad, el agujero por el que pasará la cuerda y el corte (casi de lado a lado) para deslizar al novio y sacar la tarjeta. Además, para permitir el cierre tiene una pestaña en la parte superior y un pequeño corte en la inferior. Vista por dentro es algo así: 


El montaje es muy sencillo: pasamos al novio y la cuerdecita por el corte 





Pasamos la cuerda hacia adentro para enganchar la tarjeta con el texto:

                                       

                                                                        Así: 



 Finalmente pasamos el extremo por el ramo y hacemos un nudo para asegurarlo:



Al cerrar la tarjeta enganchamos la pestaña superior en el corte inferior




Como veis no tiene mucha ciencia, pero queda muy resultona y variando los motivos de los sellos, el sistema se puede usar en varios tipos de tarjeta. Seguro que quedan preciosas con un aire más artesano ¿verdad?

Espero que os animéis y sobre todo que me las enseñéis ;oD 
Un besito






2 comentarios: